Archive for octubre, 2011

La regla de las tres erres

Uncategorized | Posted by Admin
Oct 29 2011

Reducir, Reciclar, Reutilizar …

¿Le suena?. Es la famosa Regla de las Tres Erres, una serie de buenas prácticas ambientales que nos llevan a preguntarnos en algún momento de nuestra vida:

            ¿Realmente necesito este producto o artículo?

            ¿Elijo bien qué productos consumo?

            ¿Separo todos los residuos como debiera? 

El problema de la producción de residuos está constituyendo, desde hace años, un verdadero quebradero de cabeza para el medio ambiente, las Administraciones Públicas, las empresas y la sociedad en general.

Para muestra un botón: España es la cuarta nación de la Unión Europea que más residuos genera, solamente los clasificados como R.S.U. (Residuos Sólidos Urbanos) ascendieron el año 2009 a cerca de 24 millones de toneladas, es decir, alrededor de 575 Kg por español y año, o bien, 1,6 Kg por español al día.

De todos estos residuos, solamente una determinada cantidad de ellos se somete a un proceso de reciclado, es decir, la recuperación de algunos de los componentes de esos residuos para la obtención de nuevos productos.

Los últimos datos en España (año 2009) nos indican que del total de residuos producidos, solamente el 15% se recicla y el 52% va a parar a un vertedero controlado. El resto, un 33%, puede tener distintos destinos: quemas, vertederos incontrolados, ríos, descampados, etc.

Pero también hay buenas noticias, de la fracción orgánica de estos residuos (alrededor de un 55%), aproximadamente un 24% se reutiliza mediante el compostaje. Somos una de las naciones de la Unión Europea que más utiliza esta “tecnología limpia”, después de Austria, Italia y Holanda.

Pero la mejor manera de evitar la producción de residuos, su recogida, su transporte y sus diversas opciones de gestión, es la de reducir su cantidad. No hay cosa más sencilla de escribir y más difícil de lograr.

La propia sociedad nos arrastra, cada vez con mayor afán, a poseer más artículos de consumo y estos llevan consigo envases, envoltorios, flejes y otros acabados, muchas veces innecesarios, que no hacen sino aumentar el volumen de residuos de los que después habrá que desprenderse. Pero … ¿y si aprovechamos alguno de ellos?, es decir, ¿y si reutilizamos, por ejemplo, algunos de los envases de otros productos?. De esta manera beneficiamoa al medio ambiente, pues reduciremos el volumen de residuos que habrá que gestionar posteriormente, a los posibles clientes, pues les resultará más económico el artículo que adquieran, y a nosotros mismos pues nos ahorrará la gestión de estos residuos.

La Regla de las Tres Erres es, en definitiva, un eficaz aliado de aquellas personas sensibles a la protección y conservación del medio ambiente en su entorno cercano. Para mejorar ambientalmente nuestro planeta no es necesario ser director de una gran multinacional o tener un escaño en el Congreso de los Diputados o presidir una nación, únicamente basta intentarlo en nuestro radio de acción habitual; si esto se consigue, el efecto puede ser multiplicador y exponencial.

Content Protected Using Blog Protector By: PcDrome.