Transporte de peces y aclimatación al nuevo acuario

Posted by Admin
Jun 20 2010

El transporte de peces, plantas e invertebrados.

Generalmente se utilizan bolsas de plástico en las que se incluye una cantidad suficiente de agua y una cantidad adecuada de oxigeno puro, que servirá para garantizar la respiración de los peces durante el transporte. En algunos casos es posible utilizar determinados tipos de recipientes de plástico.

Las bolsas o contenedores son protegidos por material aislante, consiguiendo así estabilidad térmica y protección contra golpes y agresiones, puede utilizarse plástico de burbujas, porexpan (Corcho blanco) u otros tipos de aislante.

Por ultimo, todo el envío es envasado en una caja de cartón convencional.

Contenedor aislante
La llegada de peces nuevos a nuestro acuario – Aclimatación

Los animales, cuando abrimos la caja, llevarán algunas horas en total oscuridad. Para limitar el estrés inicial conviene abrir la caja y dejarla abierta sin tocarla expuesta a la luz de la habitación donde se encuentre el acuario durante unos veinte minutos.

No debemos olvidar que han pasado un periodo largo en total oscuridad y se encontrarán desorientados. Durante este tiempo de aclimatación lumínica las bolsas deben permanecer cerradas paramantener la carga de oxigeno. Tras unos veinte minutos de aclimatación lumínica ya podemos proceder a aclimatarlos en nuestro acuario.

Peces en bolsa

Se deben apagar las luces del acuario limitando así el estrés de la manipulación. También conseguiremos así que su presencia pase más desapercibida para el resto de animales del acuario sobre todo si los que mantenemos son muy territoriales.

Debemos retirar parte del agua de la bolsa sin comprometer la respiración del animal y sumergir la bolsa en el interior del acuario para que la temperatura del agua de la bolsa se iguale a la temperatura de la instalación.

Bolsa con pez

Después de unos quince minutos las temperaturas se habrán igualado. Si la diferencia de temperaturas es considerable debe tenerse la precaución de sumergir la bolsa parcialmente para evitar que el cambio de temperatura sea demasiado brusco.

Una vez igualadas las temperaturas procederemos a rellenar cada tres o cuatro minutos la bolsa con pequeñas cantidades de agua de nuestro acuario, hasta llenarla por completo. La cantidad a rellenar cada vez dependerá del volumen de cada bolsa.

Una vez relleno soltaremos al animal y mantendremos la luz apagada del acuario durante tres o cuatro horas para que se ubique en su nuevo hábitat con menor riesgo de persecuciones por parte de peces más agresivos o territoriales.

Bolsa en acuario

Invertebrados marinos:

Corales

Los corales no siguen el mismo procedimiento que los peces. Los corales no muestran problemas osmóticos ante cambios de densidad por lo que bastará con aclimatarlos a la temperatura de igual modo que con los peces, es decir, con la luz apagada y por un periodo aproximado de 10 minutos.

Los corales blandos y los corales duros de los denominados SPS o pólipo corto pueden ser sacados del agua sin ningún problema. Pero cuidado con corales duros LPS o pólipo largo con tentáculos extensibles, no deben ser sacados del agua con los pólipos extendidos ya que al retraerlos podrían tomar aire provocándoles infecciones bacterianas.

Tridacnas

Las tridacnas se deben aclimatar al igual que los peces con la particularidad de que su aclimatación a las nuevas condiciones debe ser algo más lenta. Al instalarlas en el acuario no deben salir del agua y deben ser siempre colocadas preferiblemente sobre el sustrato donde puedan quedar ancladas gracias a su mucus.

Estrellas

Las estrellas son especialmente sensibles a los cambios de agua por lo que debemos aclimatarlas de forma muy lenta entre el agua de transporte y el agua del acuario. Si alguna pata apareciera dañada en los días siguientes lo mejor es cortarla para evitar que siga matando al animal. Aunque las estrellas no tienen porque dañarse por sacarlas del agua, es conveniente no hacerlo por precaución.

Gambas, camarones y caracoles

Deben aclimatarse también de forma lenta entre el agua de transporte y el agua del acuario. Con los caracoles debemos tener la precaución, en el caso de que lleguen pegados a la bolsa, de no tirar de ellos para no producirles daños.

Anémonas

Las anémonas realizarán por si mismas un cambio de agua interior a su llegada al nuevo acuario, por lo que debemos aclimatarlas de forma lenta aunque debemos tener en cuenta que originariamente las anémonas se trasportan sin agua como muchos corales.

Trackback URL for this entry

Content Protected Using Blog Protector By: PcDrome.